13 de agosto de 2016

EL ORIGEN DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS

¡Muy buenas! Ahora que estamos en plena temporada de los Juegos Olímpicos, he decidido hablar sobre el origen de este popular evento deportivo. Seguramente, muchos de vosotros no sabréis el origen de esta competición, así que este artículo va dedicado para todas aquellas personas que desconozcan el motivo del nacimiento de los Juegos Olímpicos.
Todos sabemos que los Juegos Olímpicos se celebraron por primera vez el año 776 a.C, en la antigua Grecia. Para los griegos de aquella época, los Juegos Olímpicos eran un regalo de los dioses griegos. En concreto, esta competición se celebraba en honor al dios Zeus cada cuatro años en la ciudad de Olimpia –de ahí el nombre-.

En aquellos tiempos, los pueblos griegos estaban envueltos en numerosas guerras civiles. La celebración de estos juegos llevaban a una tregua entre los pueblos griegos y sus colonias.

La finalidad de esta competición deportiva era ganar a través del juego limpio. El ganador era coronado con una corona de hojas de olivo. Actualmente nos puede pareces un objeto insignificante y sin valor alguno, pero en aquella época, esta simple corona de hojas simbolizaba la gloria eterna.
En estas competiciones, la posición social y la riqueza de los atletas no importaban en absoluto: todos competían con igualdad de condiciones.

Para poder competir en los Juegos Olímpicos se requería ser ciudadanos griego y no haber cometido ningún delito o crimen. Los deportistas competían desnudos y untados con aceite de oliva. ¿Y por qué competían desnudos? En los JJOO antiguos solo podían participar los ciudadanos –hombres-. Una vez participó una mujer y fue descubierta. Al descubrir su identidad, se adoptaron medidas en la cuales obligaban a los deportistas a competir desnudos. Otra razón es porque los espectadores eran solo masculinos, con lo cual la desnudez estaba bien vista.

Antorcha olímpica de los JJOO 2016 celebrados
en Río de Janeiro (Brasil)
Antes de la celebración de estos juegos, tenía lugar el encendido de la llama olímpica, como en la actualidad. Esta antorcha conmemora el robo del fuego de los dioses. Sus orígenes se remontan a la antigua Grecia, donde se mantenía un fuego ardiendo en las sedes de celebración de los Juegos Olímpicos Antiguos.

En aquel entonces, las pruebas que se tenían que realizar no eran las mismas que hoy en día -más que nada porque muchos deportes protagonistas de los JJOO actuales aún no se habían inventado-. En la antigüedad, las modalidades deportivas eran: carreras de carro, boxeo, carreras, pentatlón y Pancracio –mezcla entre lucha y el boxeo-.

Teodosio I el Grande
Desgraciadamente, entre el siglo III y II a.C., con las conquistas de Roma, los Juegos Olímpicos dejaron de tener importancia poco a poco. Finalmente, Teodosio I el Grande, emperador de Roma, decidió abolir las Olimpiadas en el año 394 d.C.

En 1896, un francés llamado Pierre de Coubertin y un griego llamado Dimitrios Vikelas decidieron restablecer los Juegos Olímpicos. Desde entonces se han celebrado cada cuatro años menos en los años 1916, 1940, 1944 a causa de la Primera y Segunda Guerra Mundial.
Pierre de Coubertin (Izquierda) y Dimitrios Vikelas (Derecha) 
Y de nuevo agradecerte por ayudarme a hacer crecer este blog y pedirte una vez más que me eches un cable compartiendo el artículo en Twitter, Facebook o Google +1 si te ha gustado. Por mi parte, seguiré tratando de aportar lo máximo para mejorar este pequeño rincón de internet. Gracias de veras por tu apoyo incondicional.

 Jaime Vendrell

1 comentario:

  1. Ángel Restrepo17:35

    ¡Hola Jaime!Este tipo de cosas, como ya sabrás, nos la enseñaron en primaria y secundaria, als estudiar la historia romana y todo eso, pero siempre es bueno aprender qué es el pancracio, ¿no?

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por participar en esta página.