4 de agosto de 2016

¿VAMOS A POR LAS TERCERAS?

¡Muy buenas! Como mucho de vosotros sabréis, el 26 de junio se volvieron a repetir las elecciones por falta de entendimiento y acuerdo entre los diferentes partidos políticos con representación parlamentaria. A día de hoy, ya han pasado más de seis meses y España sigue estando igual de bloqueada desde que se celebraron las elecciones en diciembre. Hasta el momento, ningún partido ha logrado entenderse, aunque Rajoy afirmó ayer después de su reunión con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, que ‘‘había dado un pequeño paso de una caminata muy largo’’, pero eso lo trataremos más adelante.

En este artículo vamos a analizar la situación política desde el 20 de diciembre del 2015 hasta la actualidad. También intentaremos despejar la incógnita que todo el mundo se pregunta y que nadie quiere que se haga realidad: ‘‘Iremos a unas terceras elecciones’’

Nos situamos en el 20 de diciembre del 2015. Ese día, el mandato de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno expira y toda España es llamada para que ejerza su derecho al voto. Con el cierre de los colegios electorales a las 8 de la tarde (9 en Canarias), es el momento del recuento de votos. Antes de la media noche, el escrutinio se da por finalizado y así es como los españoles tiñen el Congreso de los Diputados:

En este gráfico podemos ver como el Partido Popular vuelve a ganar las elecciones con 123 escaños (28,72%). La segunda fuerza política es el PSOE con 90 escaños (22,01%). La tercera fuerza es Podemos junto a sus confluencias con 69 escaños (12,67%). El último partido de los cuatro con mayor representación parlamentaria es Ciudadanos con 40 escaños (13,93%).

Como podremos observar, no hay ninguna mayoría absoluta, con lo que los líderes de todos los partidos de la cámara baja se tendrán que poner a negociar para traspasar la barrera de los 175 escaños.

Después del 21 de diciembre los líderes de los partidos políticos se pusieron a negociar, pero con los vetos y las líneas rojas que se ponían mutuamente los partidos, estas no lograban prosperar.

¿QUÉ ACUERDOS SE PUSIERON SOBRE LA MESA?
Se plantearon varios acuerdos con los que se pretendía investir a un presidente para evitar la repetición de elecciones.

  • Gran Coalición, en la que entraban el PP y el PSOE, pero los socialistas no querían apoyar ningún gobierno que estuviera presidido por el candidato popular, con lo cual este pacto no fue posible.
  • Pacto Constitucionalista, formado por PP, PSOE y Ciudadanos como mediador, pero por culpa de los vetos tampoco salió a la luz este pacto.
  • Pacto de Izquierdas, integrado por todas las fuerzas de izquierda (PSOE, IU y Podemos y sus confluencias y partidos independentistas) para evitar que Mariano Rajoy llegara a la Moncloa una vez más. Finalmente no salió adelante por la negativa del PSOE e Izquierda Unida.


Ninguno de estos pactos se hizo realidad, aunque el 24 de febrero, los medios de comunicación nos sorprendieron con una noticia de última hora: el PSOE y Ciudadanos habían llegado a un acuerdo. En un principio, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, insistía en que no iba a apoyar ni al PP ni al PSOE. Luego dijo que apoyaría a la lista más votada, aunque luego lo desmintió. En fin, en la política no te puedes fiar de nadie.

Con este pacto, Pedro Sánchez se presentó al debate de Investidura dos veces con 130 diputados, y como es de esperar, en ninguna sesión de Investidura el señor Sánchez salió presidente. Este hecho aumentó la confianza entre ambos partidos y desencadenó a las críticas de Podemos por no aliarse el PSOE con ellos.

Finalmente, con las dos investiduras fallidas, España se vio abocada a unas segundas elecciones que se celebraron el 26 de junio del 2016, cuyos resultados fueron los siguientes:

En este gráfico podemos ver como el Partido Popular vuelve a ganar las elecciones por tercera vez incrementando sus escaños hasta obtener con 137 (33,03%). La segunda fuerza política vuelve a ser el PSOE empeorando el resultado obtenido en los pasados comicios logrando un total de 85 escaños (22,66%). La tercera fuerza es Podemos (Unidos Podemos) que se presentó a las elecciones en coalición con Izquierda Unida junto a sus confluencias. Esta coalición consiguió 71 escaños (13.37%). El cuarto partido, Ciudadanos, consiguió 32 escaños, perdiendo 8 (13,05%).

Aunque hayan cambiado los números, la dificultad para formar gobierno sigue estando presente. Desde que se han celebrado las elecciones hace más de un mes, los partidos han estado negociando y solo se ha producido un pequeño paso, y es que Ciudadanos se abstendrá en la investidura de Mariano Rajoy para evitar el bloqueo y evitar las temidas terceras elecciones. Podemos se ha apartado de las negociaciones afectado por su malo resultado en las urnas, aunque Pablo Iglesias sigue tendiéndole la mano al PSOE para hacer realidad ese pacto de izquierdas que tanto ansía Podemos, pero esta vez el PSOE ha decidido quedarse en la oposición también por su empeoramiento del resultado respecto a los anteriores comicios. Los pactos que se plantean son los mismos y desgraciadamente las posiciones de todos los líderes políticos también.

Hace un par de semanas, el Rey encargó a Rajoy la obligación de conseguir los apoyos suficientes para ser investido Presidente del Gobierno. Desde entonces, Rajoy se ha reunido con Sánchez para negociar su abstención y con Albert Rivera para conseguir su voto positivo para la Investidura. El señor Sánchez mantiene su no a Rajoy porque según los dirigentes socialistas, ‘‘no pueden apoyar un gobierno presidido por el PP ya que ellos son la alternativa’’. Ayer se reunió con el líder de Ciudadanos, y este encuentro hizo que Rajoy empezara a ver la luz al final del túnel. Aunque Albert Rivera sigue manteniendo su abstención, Rajoy no descarta que esta se convierta en un voto positivo en un futuro, ya que Ciudadanos le ha dicho al PP que cuenten con ellos para temas económicos, como aprobar los PGE (Presupuestos Generales del Estado), el techo de gastos…

¿Pero el voto positivo de ciudadanos cambiaría algo la situación? En mi opinión, creo que si Ciudadanos apoyara al candidato popular, el PSOE tendría que hacer un mínimo esfuerzo para no bloquear la situación. Ese mínimo esfuerzo no es la abstención en bloque de todo el grupo socialista, sino la abstención de unos pocos diputados socialistas, ya que un gobierno PP-C’s suman 169 escaños, con lo cual necesitarían al menos 6 abstenciones que podrían ser del PSOE o del PNV y CC, ya que tampoco hay que descartar esta opción.

¿Y cuál es mi opinión acerca de las posiciones de los partidos? El PP tendría que seguir negociando con el PSOE y Ciudadanos para conseguir su apoyo, Ciudadanos tendría que apoyar al PP ya que si en su día apoyó a Pedro Sánchez, ¿por qué no puede apoyar a Mariano Rajoy? El PSOE tendría que salir del ‘‘no es no’’ para no bloquear la formación de gobierno y Podemos tendría que abandonar la idea de llegar a un acuerdo con las izquierdas ya que con este acuerdo se incluyen muchos partidos que tienen el riesgo de no entenderse.

Por otra parte, creo que el PSOE tiene razón no apoyando al candidato popular, ya que ellos son la alternativa a este y existe una mayoría de derechas en el congreso sin el apoyo del PSOE. Esta mayoría de derechas como la nombra el líder socialista está formada por PP-C’S-PNV-CC, aunque faltaría un escaño (137+32+5+1=175). Efectivamente, el PNV podría entrar en ese acuerdo ya que tiene muchas similitudes ideológicas con el Partido Popular, aunque en ese pacto también está Ciudadanos, que seguramente no querrá entrar con la presencia del PNV ya que este es un partido nacionalista y Ciudadanos no comparte los mismos principios que el PNV ya que si lo pensamos bien, Ciudadanos se creó para evitar la independencia de Cataluña, con lo cual no quiere apoyar ningún partido independentista.

En conclusión, creo que la mejor opción es un pacto PP-C’s con la abstención de algunos diputado del PSOE para evitar las terceras elecciones.

Como habréis podido ver, llegar a un acuerdo para investir a un presidente está muy difícil con los números pero no imposible, así que no nos olvidemos de unas terceras elecciones pero tampoco nos olvidemos de una investidura.

 Y de nuevo agradecerte por ayudarme a hacer crecer este blog y pedirte una vez más que me eches un cable compartiendo el artículo en Twitter, Facebook o Google +1 si te ha gustado. Por mi parte, seguiré tratando de aportar lo máximo para mejorar este pequeño rincón de internet. Gracias de veras por tu apoyo incondicional.
 Jaime

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.